Desde su origen la educación es una de las vocaciones centrales del INBAL. Propiciar, impulsar la formación de nuevos profesionales del quehacer artístico, poner al alcance de la sociedad mexicana herramientas conceptuales y metodológicas que permitan la creación, la innovación, la expresión libre y plena de la enorme fuerza creadora de hombres y mujeres de nuestro país han sido constantes, permitiendo innumerables aportes que distinguen al INBAL como referente de la educación artística en México.

Dan cuenta de ello, el trabajo constante de las 29 escuelas con las que lleva a cabo su labor diaria a través de diferentes servicios y modalidades educativas atendiendo alumn@s distribuid@s desde niveles de iniciación hasta postgrado, cubriendo formaciones en la danza, el teatro, la música y las artes plásticas y visuales.

La educación artística es una demanda social de la mayor importancia, sus efectos son visibles en la dinámica artístico-cultural que los egresados de nuestras escuelas imprimen a sus diversas realidades en todo el país, y en la dinámica que miles de estudiantes construyen diariamente en las escuelas.